17 de marzo de 2016

Orgullo y Prejuicio: Tarde de sábado con mucha moraleja












¿Alguna vez os queréis echar una cabezada pero no os atrevéis por no dejar a vuestros hijos solos a cargo del mando de la televisión?


Estoy segura que esta situación os suena: Tarde de sábado lluvioso, niñas revolucionadas que llevan todo el día sin poder salir, sobrina de doce años pasando el fin de semana en casa, en esa edad que no sabes bien que quiere o no quiere hacer, y mi marido y yo agotados porque habíamos salido el viernes hasta tarde, después de una semana intensa de rutinas y trabajo. 

A las tres y media -¡al fin!- mi bebé se duerme la siesta y yo necesito con urgencia cerrar los ojos cinco minutos y cargar energías. No ponen nada en la televisión, ni siquiera en los canales infantiles, y no quiero dejar a mis niñas a cargo del mando a distancia – cuanto más “a distancia” lo tengáis de vuestros hijos: mejor-, se me ocurre rebuscar en mis películas de DVD, donde tengo que encontrar algo también para mi sobrina que no quiere saber nada de Disney, y así, con las pestañas a punto de cerrarse del cansancio que tengo, doy con la adaptación de Orgullo y Prejuicio de Joe Wrigth. (2005). 

La pongo en versión original y el éxito es total. Resulta ser una magistral clase de inglés y de historia para mis hijas, sorprendidas por la Inglaterra del Siglo XVIII. Mi sobrina casi ni pestañea interesadísima por el relato –y por el señor Darcy -, y yo milagrosamente puedo descansar, sin caer en sueño profundo, pero al menos sabiendo que lo que veían no necesitaba supervisión. Lo máximo que podía pasar era que mis niñas, debido a sus edades, se aburrieran y pintaran o hicieran puzzles. 

Mientras merendábamos en familia comentamos la película, encontrando una moraleja adecuada para la edad de mis hijas. Destacamos el papel de las hermanas mayores protagonistas, como magnífico ejemplo de amor fraternal: hermanas que se admiran con cariño, comparten lo poco que tienen, se cuidan, se aconsejan y empatizan la una con la otra a pesar de tener personalidades muy diferentes. 


photo source
Mi sobrina me preguntó por el libro que andaba por la biblioteca de casa- ¡sin duda os recomiendo también tenerlo!- y juntas leímos algún pasaje al tiempo que lo buscamos en la película. Descubrí que libro y película son un dúo perfecto para acercar a nuestros hijos a los clásicos, de vez en cuando olvidados hoy en día. 



¿Por qué Orgullo y Prejuicio?

Es una película totalmente recomendable por la ausencia de violencia, sexo o ideas/escenas desagradables. Aunque no por ello es simple. Resulta perfecta para reunir a todos los familiares: abuelos, marido, suegros, yerno, tíos.. y establecer un interesante debate generacional.

Esta adaptación, a pesar de la dificultad de resumir en dos horas una novela de más de 200 páginas es, en mi opinión, la mejor. El estilo personal de su director mantiene el tono clásico y costumbrista de Austen, al tiempo que logra darle un toque moderno. La película es un auténtico festival para los sentidos: Música, fotografía, ambientación, vestuario. Los acertados movimientos de cámara consiguen que formes parte de la historia compartiendo los bailes, los diálogos, casi casi las reflexiones de los personajes. 

Los protagonistas intentan reflejar con sus actitudes y acciones el título de la película, aunque quizás falta un poco más de fondo en la explicación de por qué “orgullo” y por qué “prejuicio”, bastante más evidente en la versión escrita. 

Se pueden obtener un montón de conclusiones e ideas de Orgullo y Prejuicio. Hoy me he centrado en el ejemplar amor entre hermanas, muy apropiado para tratar con mis hijas, pero otro día podemos comentar otras cuestiones que hacen de Jane Austen una visionaria y excelente estudiosa de la personalidad humana. 

Hasta entonces os dejo con Lizzy Bennet y el Señor Darcy..... Seguro que ya los conocéis, pero.... ¿Por qué no volver a verlos?
In vain have I struggled. It will not do. My feelings will not be repressed. You must allow me to tell you how ardently I admire and love you.” Mr. Darcy.

Buen fin de semana!

María García-Courel
IG: @cinema.feelings  

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...